dijous, 14 de maig de 2009

La desigualdad de la “igualdad”

Estos días tengo a mi madre ingresada en un hospital… y observe, mientras la acompañaba, el funcionamiento del mismo. Profesional es la primera observación, amable y humano la segunda. Buscando los “peros” vi que cuando pedíamos levantar o volver a la cama, las auxiliares demoraban esta petición alegando que en la planta no estaban los camilleros, o sea hombres, para mover a mi madre (esta un pelín gruesa). Me percate que en el pasillo apareció una grúa pero solo la utilizaron una vez… es un aparato complicado, es mas practico, mas agradable, incluso para el enfermo, que un camillero la lleve en “volandas” a la silla o de vuelta a la cama, además si es un “moracho” profesional, joven y simpático de origen cubano mucho mejor.
En mi vida laboral cogí la baja por depresión porque me realizaban “Moving”, por cierto la persona que lo efectuaba era de sexo femenino, o sea mujer. Las diferencias entre hombre y mujer a primera vista seria que los hombres tenemos un trocito de carne colgando entre las piernas y las mujeres dos bultos de grasa en el pecho, luego biológicamente hay más cosas como lo del parto etc. Culturalmente, socialmente digamos, somos “iguales”, pero admitamos que las diferencias especificadas biológicas nos dan más o menos posibilidades en nuestras relaciones tanto sociales como laborales. ¿Qué problema hay en admitir lo evidente? Somos diferentes, claro que en una sociedad “cicatera” y depredadora como la nuestra es mucho pedir que se respeten las diferencias, así vemos los “programas” de las cámaras del metro de Madrid y Barcelona.
La Generalitat de Cataluña en la Conselleria de Treball, tiene un eslogan, a la “feina tots iguals” (poco afortunado a mi modesto entender) traduciendo en el “trabajo todos iguales”… En el trabajo, en la calle en el metro en mas sitios todos iguales, ahora parece que los cuatro millones de parados no tienen derecho de ser iguales… vaya es lo que deduzco. ¿La igualdad es un derecho de las mujeres o de los ciudadanos de este país? Al pan, pan y al vino, vino.
Señor Zapatero, me gustan sus medidas anti crisis, puedo comprar un piso, un coche etc. mas barato… pero estoy en el paro, vamos al meollo de la cuestión discriminación positiva, se necesitan lugares de trabajo o medios para ganar un puñado de euros. Esta en sus manos, vamos a la paridad en las listas, ponga un 30% de parados en las listas de elecciones de su partido, en las municipales cobraran un poco por asistir a reuniones… Y DE VERDAD TENDRAN TIEMPO para ocuparse de los problemas de los ciudadanos, no creo que les pase como a los diputados del hemiciclo, la mayoría tienen más de un “trabajo” (sobre todo los del PP como esta demostrado).
Una idea, “el salario público es incompatible con cualquier otra ocupación”, podemos exceptuar la enseñanza.
Al final LOS PARADOS tendremos que exigir que nos traten con igualdad, como ciudadanos y como medida discriminatoria positiva prohíban tener más de un trabajo a sus cargos electos, EL TRABAJO ES UN DERECHO ESCASO, no somos el ejercito de reserva de nadie y obras son amores y no buenas subvenciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada