divendres, 9 d’octubre de 2009

Unos locos cuerdos

Yo no estoy…Si más o menos tranquilo, no estoy encausado, pues yo no sabia… yo no hice nada, son unos desaprensivos que se aprovechan del partido. Pues deben de estar casi todos por ahí, en la gestión del partido, bueno alguno andaba por el “Palau de la Musica” gente de prosapia, buenos colegios, si buena gente que regalan euros a carretones a sus “partidos”, porque dudar, porque preguntar, son muy buena gente. Había un poeta, de hace unos años, que decía “una de las dos Españas ha de helarte el corazón”, chiste fácil, no hay dos Españas porque si no ya estaríamos todos en la otra.
Lo que más j… es que los ves con los morros manchados de chocolate, las manos pringosas del susodicho manjar (caros relojes, buenos trajes y la bragueta bajada) y preguntas ¿Quién se comió el chocolate? Y contestan: no se, son falacias del contubernio facineroso de rojos y periodistas contra las buenas personas… siguen bajo palio y ala a seguir protestando contra el aborto o cualquier cosa. Ya se levanto el secreto de sumario, parcialmente, y ahora que pasa… anda!!! que cuando se levante del todo y se escarbe más.
Menos mal que quedan locos cuerdos, que ante la imposibilidad de hacer un cambio de paradigma de hoy para mañana, le ponemos sabiduría al tema, decidimos despertar neuronas y quemar pestañas, y un grupito sin mayor trascendencia que la de poder seguir siendo “locos cuerdos”, nos proponemos reunirnos, escribir emails, hablar sobre como potenciar y quitar barreras a las formas jurídicas de la “economía social” que de momento es una cosa de la que se habla pero nadie sabe muy bien como comérsela.
Buscando en documentos eruditos, de gran iluminación, pero que casi nadie lee… solo los LOCOS CUERDOS, descubrí la lógica para el análisis de los locos cuerdos. Que pensaríamos si descubriéramos que para trasladar unos 70 Kilos de una persona necesitásemos 1100 Kilos de material, los cuales consumen mas de 85 % de la energía para el traslado, es lo que pasa cuando subimos al coche… y otro dato, en los países donde casi todas las mujeres trabajan… no existe la pobreza infantil, y ni niños con hambre.
No les extrañe que me la corte, que me opere para cambiar de sexo, ventajas de ser un LOCO CUERDO.