divendres, 16 de juliol de 2010

Días de futbol…

Sin remedio me entere que España jugaba el campeonato del mundo y que lo gano. Para evitar la “exclusión” seguí los resúmenes de los partidos, y mire los dos últimos. Confieso mi ignorancia balonpedica, quede alucinado con los comentarios de los locutores sobre tácticas y estratégicas del juego. Desde mi ignorancia yo desarrolle mi particular visión del juego sobre todo en el último partido.
Vi que se enfrentaban dos equipos la España torera, aquí tengo la pelota… ya no la tengo, ahora la tengo yo ahora otro, contra la Naranja del patadón, ahora le doy a este, tu al otro y a defender. No creo que fuese el mejor ejemplo de futbol. A falta de poder disfrutar de estrategias y tácticas, saque mis conclusiones.
Como conclusión vi que el futbol puede ser un reflejo de la vida, si miren, España son los ciudadanos de este país que tienen que jugar este partido contra la naranja de la mala le… y el árbitro, los del gobierno son el equipo arbitral, que no juega con la pelota pero tiene la culpa de todo. La estrategia del PP es como los de la Naranja que no juegan al futbol, pero tampoco dejan jugar y se pasan el partido protestando para desmoralizar al árbitro, ponerle nervioso para ver si consiguen una falta y marcar un gol. Como el PP que protestan por todo, la culpa es de ZP, o de los jueces… o de la policía, pero ellos son honradísimos, no tienen ningún caso de corrupción, no das patadas ni entran por detrás, son los ciudadanos que son endebles y se dejan escamotear unos trajes o euros. Y al Mas de CiU le gusta la estrategia, con el caso Palau pone en marcha el ventilador y a protestar, al final ya nadie se acuerda que los culpables confesos son el Sr. (por decirle algo), Millet y ahora el Ayuntamiento pasa de ser víctima a sospechoso. Así construyen la democracia los señores conservadores, la derecha de toda la vida.
Yo estoy con la España torera, intentar tener el balón, torear a esta marea naranja que falsea la realidad, hacer caso al árbitro que bastante tiene con los ataques financieros exteriores, y que la mayoría de “árbitros europeos” son favorables a la naranja del patadon, y jugar en equipo, la España torera superará la crisis, creando escuela de una nueva manera de jugar y entender el futbol, vaya la convivencia, la solidaridad etc.