dissabte, 25 de desembre de 2010

¿Reflexión a modo de resumen…?

Termina este año… solo un calendario. Este tiempo de crisis hizo que nos levantemos esta mañana con la crisis metida debajo la almohada, en nuestros sueños, en el plato. Soluciones… para dentro de 5 años. Decíamos que sabíamos como entrabamos pero que no sabíamos como saldríamos, pues la verdad después de los recortes de salarios, de las pensiones, de los parados, de los empresarios recortando costes para las espaldas de los de siembre, de los beneficios para los de siempre…?????!!!!! Esto ya lo sabía, tanta reunión de eruditos, tertulias etc. ¿para qué? Tanta tinta, tantas palabras… ¿para cobrar como los personajes televisivos del corazón?.
Quizás esta no sea la salida, y quizás no durara 5 años, pienso que esta crisis es el final de una sociedad, de una manera de vivir, de una manera de pensar, de unos valores… Las estructuras actuales, como sindicatos, partidos etc. Se apoyan en sus conceptos, intereses… del pasado, no pueden aportar una nueva solución para una nueva sociedad, tienen que de-construirse.
Como las fiestas que celebramos son de marcado signo religioso, empecé a meditar sobre lo laico, si lo laico “lo que viene del pueblo” una primera hipótesis seria porqué una sociedad laica, pero laica en toda su amplitud, en lo político, en lo ideológico, en lo económico… no solo en lo religioso. La verdad porque hablar de izquierdas o de derechas, si resulta que las izquierdas aplican políticas neoliberales y las derechas representas los trabajadores, aquí, perdonen, alguien ha perdido los papeles, el manual o las neuronas se le han travestido.
No sé, pero ojala me equivoque pero el PSC parece que tendrá que soportar otro revolcón, en las municipales, para, como ave fénix, empezar a resurgir de sus cenizas. Ahuyentados los que no entienden la política como un servicio y no podrán comprender el nuevo paradigma, igual podremos empezar a hablar de política, de gestión de lo público, sin veladas intenciones, la sociedad lo necesita.
Tendré que tener una larga charla con mis dedos… mi intención era dedicar unas palabras esperanzadas sobre el futuro, pero parece que mi capacidad cínica está agotada y los dedos se ponen de acuerdo con las letras y hablan de cosas. Yo quería que debajo de vuestras almohadas, de vuestros sueños, de vuestros platos, poner algo de futuro, de felicidad…
Para la felicidad un amigo Hindú me dijo un día “para empezar a ser feliz, desapégate de lo que no tienes” y pienso que el futuro se construye en el presente, observar el instante y tener conciencia del presente.
Por favor, al menos, no me seáis infelices. Mi mejor voluntad para todos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada